Una mirada a la tecnología de lo imposible

 

El futuro no es un lugar al que entramos, es algo que creamos de acuerdo a los límites de nuestra imaginación. Imaginemos poder visitar cualquier lugar de la Tierra sin salir de nuestra habitación, o disfrutar de cualquier concierto o evento deportivo desde el mejor asiento de casa.

Imaginemos que nuestros autos pueden llevarnos siempre por la ruta más eficiente, de menor consumo de combustible, y que automáticamente pueden seleccionar la música que nos gustaría escuchar basados en nuestro estado de ánimo.

Siempre es divertido soñar acerca de qué habrá más allá del horizonte, pero nuestra habilidad de imaginar lo que vendrá tiende a quedarse corta frente a las sorprendentes innovaciones que el futuro realmente nos trae. La increíble velocidad a la que cambia la tecnología hace más difícil acertar en nuestras predicciones, pero nuestra habilidad para crear todo aquello que alguna vez imaginamos está mucho más cerca de lo que se podría pensar. Podemos imaginar y podemos crear.

Por más de 30 años, la tecnología digital ha venido entregándonos herramientas que han hecho nuestras vidas más completas, ricas y más convenientes. Las innovaciones tecnológicas del mañana prometen ir mucho más lejos. Hoy estamos en la cumbre de una transformación sin precedentes que dará rienda suelta a nuestra creatividad, fortalecerá nuestros vínculos con las personas que son importantes para nosotros y cambiará la forma como entendemos e interactuamos con el mundo.

En nuestros ambientes de trabajo, hoy tenemos herramientas cada vez más potentes que aumentan la productividad, simplifican las tareas, optimizan las comunicaciones y mejoran nuestra capacidad de encontrar y usar la información. Sin duda veremos una transformación más profunda, a medida que la tecnología comience a comprender el contexto en el que estamos, lo que queremos lograr y supere los límites entre los mundos físicos y virtuales.

En materia de entretenimiento, la tecnología ha hecho más que ofrecer nuevas formas de acceder a películas, música y contenidos; ha creado formas totalmente nuevas para divertirse. Prueba de ello son las nuevas opciones de interacción con computadoras o consolas, que ya no requieren mandos o controles. Pero lo que hemos vivido hasta el momento es solo una pequeña muestra de lo que será posible en poco tiempo. Los avances en una amplia gama de tecnologías están abriendo la puerta a experiencias profundas que ponen al usuario en el centro de la acción de maneras que difícilmente habríamos podido imaginar en el pasado.

En muchos sentidos, el cambio más importante que la tecnología ha traído a nuestras vidas durante las últimas décadas es la capacidad para compartir experiencias más fácilmente con otras personas. Esta también es la promesa más emocionante de la próxima generación de innovaciones tecnológicas: crear nuevas formas para satisfacer el deseo humano de entablar conexiones más estrechas con las personas por quienes nos preocupamos, y crear un mayor sentido de comunidad con las personas que comparten nuestros intereses.

 

Haciendo de lo imposible algo inevitable

Visualizar cómo podría ser el futuro es relativamente fácil: sólo basta dejar correr libre la imaginación. Pero imaginar cómo podríamos llegar allá es mucho más desafiante. Mientras pensamos en los desafíos que deben superarse para estos escenarios pueda hacerse realidad, surgen innumerables preguntas. 

¿Cómo pueden las superficies de todo tipo, como paredes o mesas, convertirse en pantallas? ¿De qué manera la tecnología será capaz de entender mis preferencias lo suficientemente bien para anticipar lo que quiero, si ni yo mismo lo sé? ¿Cómo medirá mi estado de ánimo? ¿Cómo se mantendrá segura mi información? ¿Realmente existirá conectividad fiable en todas partes? ¿Será suficiente para que miles de millones de personas puedan enviar y recibir información, datos, vídeos, simultáneamente y todo el tiempo?

Tendencias transformadoras

Para responder a las preguntas técnicas más desconcertantes, las compañías te TI invierten miles de millones cada año en investigación y desarrollo, generando soluciones para hacer posibles las innovaciones soñadas. En el futuro cercano, los mayores adelantos serán visibles en diversos campos. 

La capacidad de computación y almacenamiento se expande cada día, mientras se busca maneras de ofrecer mayor poder de procesamiento a dispositivos y elementos  cada vez más pequeños y distintos, como una tarjeta de crédito o un recipiente para medicamentos. Esto abrirá la puerta a una computación de mayor inteligencia, pero sobre todo, de inmensa utilidad.

La interacción natural con equipos y dispositivos nos llevará más allá de los límites que presentan los dispositivos informáticos de hoy. Rápidamente están emergiendo formas más naturales para interactuar con la tecnología, a través del tacto, voz, visión, gestos… lo que significa que por primera vez la computación se adaptará a nosotros.

La conectividad ubicua se convertirá en una realidad fundamental, que nos permitirá conectarnos siempre a la gente, información, servicios y aplicaciones a través de cualquier tecnología que tengamos a mano.

La computación en la nube, con centros de datos masivos, entregarán recursos prácticamente infinitos, proporcionando capacidad de almacenaje y poder de procesamiento que virtualmente almacenarán la suma del conocimiento humano. Serán centros de datos e información que nos permitirán almacenar, indexar, capturar, analizar y recuperar tanto como decidamos compartir de nuestro día a día. 

El desafío, por supuesto, consiste en encontrar formas para aprovechar todas estas tendencias: combinar los avances en cada una de estas disciplinas de manera que podamos desarrollar nuevas capacidades, brindando mayor valor y comodidad. Ese es el enfoque que tenemos en Microsoft respecto a la innovación.

El gran científico de la computación e investigación Alan Kay dijo que “la mejor manera de predecir el futuro es inventarlo”. Por eso contamos con un enfoque integral para la invención y la innovación. Siempre hemos creído profundamente en la importancia de la investigación y el desarrollo, enfocando nuestras inversiones en oportunidades que cumplen con la promesa de extender el poder y los beneficios de los nuevos avances al mayor número de personas. 

Tenemos una visión global de lo que nos traerá el futuro y estamos comprometidos en hacerlo realidad.

 

AUTOR: Guadalupe Durán de Ponce, Gerente General de Microsoft Ecuador

Sobre el autor

tikinauta jose riveraJose Rivera Costales, Consultor y asesor de estrategias de comunicación digital para  medios,  empresas nacionales e internacionales desde su empresa de Comunicación y Marketing digital Tikinauta TIKINAUTA. @Canaltec @Tikijrc y @tikinauta en Twitter.

 

 

Buscanos en Facebook

Una publicación de:

Licencia Canal Tecnológico

Licencia de Creative Commons
Tikinauta y todos sus sitios estan publicados con una licencia  
Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Ecuador License.

Publicaciones en línea Tikinauta